El pastel es el último momento oficial de todo el evento, los invitados ya están cansados, saciados y al igual que cualquier dulce al final de la comida, debe intrigar, cautivar, pero luego tiene que satisfacer el sentido del gusto en su plenitud sin exceso o pesadez. Por lo tanto, la elección debe hacerse no sólo por la imagen que ofrece, sino también el sabor.

 

La primera decisión que se tiene que tomar es la cobertura

¿Será según el estilo clásico o con la pasta de azúcar al estilo americano?

Los pasteles clásicos de boda en un solo nivel siguen el “viejo estilo” pero aún conservan su encanto. Están hechos con bizcocho relleno de crema y cubierto con crema batida.  Las tartas con crema son genuinas, ligeras y hechas con ingredientes que forman parte de la tradición italiana,  se puede elegir el sabor del bizcocho, de la crema y todas las decoraciones y además son tartas que se pueden reservar en cualquier panadería.

Los pasteles de pasta de azúcar son hermosos, son parte de la tradición americana y anglosajona, se rellenan con crema de mantequilla, crema  de suficientes calorías, pero absolutamente deliciosa. Podria pedir a su pastelero si está dispuesto a llegar a un compromiso con un sabor más ligero siguiendo las recetas de las clásicas cremas italianas.

La pasta de azúcar es una pasta de modelar con la que  se puede crear divertidas y bonitas  coberturas en varios colores, decoraciones tridimensionales, con las formas más variadas.

Otra tarta muy popular es el milhojas. Simple en decoración y fresca, es siempre una opción elegante y de gran aprecio por su ligereza y buen gusto.

 

El decorado

El pastel de boda puede ser decorado de muchas maneras diferentes, puede utilizar los puntos simples, cintas, encajes (verdadero o  en pasta de azúcar), o hacer una ruffle cake, formada por la superposición de volantes, un pastel que últimamente está muy de moda. Las flores son sin duda la decoración más tradicional, pueden ser autenticas, quizás en contraste con un fondo de color neutro o del mismo color que el resto de la tarta. Las otras opciones son pintadas o realizadas con pasta de azúcar, en todos los aspectos idénticas a las reales, sólo que  en este caso se pueden comer, o guardar, para tener un recuerdo de su día especial.

 

El sabor

Definida la apariencia, queda la elección más importante: ¿Cual es el gusto que debe tener el pastel? Hay muchas optiones entre los sabores de las cremas pero se pueden dividir en trés categorías principales. Las de fruta, las que tienen una base de nata y las que llevan chocolate. Aunque el postre tiene que sorprender el paladar en este caso seria mejor elegir la solución más ligera y delicada ya que es la conclusión de una comida abundante.

En función de la decoración y el sabor de la tarta, el precio puede variar mucho, por lo que es importante encontrar el equilibrio adecuado entre la estética y la bondad.

 

El coste

Para aquellos que buscan un compromiso entre efecto escénico y precio hay una manera de ahorrar gastos. Últimamente  para que el momento del postre  sea menos obvio y más dinámico se utiliza  hacer un buffet de dulces mixtos, que se sirve con el pastel de bodas clásico. En este caso el coste de la tarta se reduce significativamente debido a que el chef de repostería diseñará una estructura de varios pisos en el que un  solo plano contiene la tarta que se puede comer. Lo demás es creado recubriendo de la pasta de azúcar algunos soportes de plastico. Desde el punto de vista estético no  se perderá nada, pero en la realidad  se va ahorrar un poco.

 

Antes de la decisión final hay que probar los rellenos que le gustan, explique bien y con detalle, cómo quiere que sea su pastel, siga algunos de los  consejos de su chef de repostería de confianza, tal vez viendo sus obras anteriores así se llegará a la proporción adecuada entre la forma, el tipo pastel, crema, decoración, peso y precio.

Ante cualquier duda Simonetta estará encantada de contestarle para que su elección sea la más correcta para celebrar su boda según un estilo Intimate Italian Wedding.